Plan Institucional de Contingencia · COVID 19

Encuentre información actualizada haciendo click AQUÍ.

Mensaje a nuestra querida COMUNIDAD EDUCATIVA

Encuentre información actualizada haciendo click AQUÍ.

Nuestra Obra

Visión

Queremos ser un espacio educativo participativo, en comunión, inclusivo, dinámico, respetuoso de la diversidad, creativo y abierto a la comunidad. Un espacio que sea una “bien unida familia”, portadora y transmisora de valores humanos y cristianos, en fidelidad a Cristo, a la Iglesia y al espíritu de San Leonardo Murialdo.

Misión

Brindar una sólida formación humana y cristiana de personas “históricamente ubicadas y cristianamente inspiradas”, capaces de ser ciudadanos honrados, laboriosos, virtuosos y comprometidos, que puedan lograr una síntesis entre fe y cultura, para el bien de una sociedad más justa, fraterna y solidaria, en las huellas de San Leonardo Murialdo, nuestro “compañero de viaje”.

Sellos Educativos

Entendemos nuestra institución como una comunidad que es CASA, porque todos se sienten acogidos, aceptados, valorados y estimulados en su crecimiento; una comunidad que es PATIO, porque se cultiva la amistad y el espíritu de fiesta; una comunidad que es IGLESIA, porque cada uno encuentra el acompañamiento y las propuestas adecuadas para madurar gradualmente en la fe. Estos objetivos nos permiten concretar los Sellos característicos de nuestra obra entendida como una comunidad con un proyecto en continua construcción, inserta en la Iglesia y abierta al entorno.

• Escuela confesional católica: educa en la fe.

• Escuela en Pastoral: educa en valores. Toda reflexión, vivencia y acción, son impregnadas de valores evangélicos y en el caso de nuestra escuela, del Carisma de San Leonardo Murialdo, que se caracteriza especialmente por la “Pedagogía del Amor” en su acción educativa. *

• Escuela inclusiva: educa en la aceptación de la diversidad, en el respeto por el otro y, atentos a las particularidades, estilos, tiempos y ritmos individuales de aprendizaje, acompaña a los estudiantes en el desarrollo de sus potencialidades procurando que “ninguno se pierda”. **

• Escuela que es “Comunidad”: educa desde la participación de todos, gestionando en equipo y favoreciendo el diálogo abierto y permanente con todos los actores que conforman la Comunidad Educativa.

(*) San Leonardo Murialdo, nuestro Santo fundador nos invita a trabajar para que nuestros niños y jóvenes se conviertan en honestos ciudadanos, laboriosos, sinceros y virtuosos cristianos.

(**) ¡Educar para salvar! El amor de Dios produzca el celo por la salvación de los jóvenes “Ne Perdantur”, dice San Juan Crisóstomo, para que “ninguno se pierda”, por tanto, un verdadero celo de salvarlos, de instruirlos bien en la religión, de insinuarles el amor de Dios, de Jesucristo, de María. Comprometiéndolos en la sociedad con una participación activa y responsable.

Proyecto Educativo Institucional

La Comunidad Josefina Educativa de Villa Bosch como parte de la Iglesia, está llamada de una manera especial a ayudar a los hombres en su educación para alcanzar su plenitud humana y cristiana. Esta vocación surge del mismo mandato de Jesús: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado” (Mt. 28, 19-20). Nuestra comunidad educativa busca ser un lugar donde la síntesis entre fe y cultura se integre a la vida, donde la pastoral escolar no sea una suma de acciones anexas al currículo de estudio, sino el mismo eje generador de toda la vida institucional.

Objetivos:

• Lograr una verdadera síntesis entre fe y cultura que genere una visión cristiana integrada a la vida, en una adhesión libre a los valores plenamente enraizados en Cristo.

• Reconocer en la educación de los niños, jóvenes y adultos el pilar fundamental de nuestro estilo educativo que apunta al desarrollo integral de la persona y busca la plena y armónica formación de una personalidad que se reconoce como verdadero agente de pastoral para el mundo y para su vida.

• Caminar atentos, sensibles, flexibles y permeables a las necesidades que plantea la sociedad actual y el mundo laboral de manera comprometida, con actitud de servicio hacia los pobres y los más desprotegidos que son, en definitiva, los más nuestros.

• Mejorar continuamente los procesos educativos a través de la creatividad, innovación, conectividad, las nuevas tendencias y tecnologías.

• Animar y promover la formación permanente en servicio y la capacitación en la identidad murialdina de los docentes, para lograr dar respuesta a las necesidades de nuestros alumnos, teniendo en cuenta los avances tecnológicos y científicos.

• Acompañar a las familias, a los docentes y a los alumnos ante las situaciones que se presentan, para colaborar frente a las necesidades que se plantean, siendo ésta la única manera de sentirnos parte de una “bien unida familia”.

«Dios me ama. ¡Es verdad! Dios me ama. ¡Qué alegría! ¡Qué consuelo! Dios me ama con amor eterno, personal, gratuito, infinito y misericordioso. Dios me ama. Él no se olvida nunca, me sigue y siempre me conduce. ¡Dejémonos amar por Dios!»

San Leonardo Murialdo - Santo Fundador

«Pobres y abandonados: estos son los dos requisitos que constituyen un joven como uno de los nuestros, y cuanto más pobre y abandonado, tanto más es de los nuestros»

San Leonardo Murialdo - Santo Fundador